viernes, 1 de agosto de 2008

Que vivan los circos, PERO SIN ANIMALES !!!


En relación a la medida adoptada por la I. Municipalidad Santiago, en voto unánime de Alcalde y Concejales, para prohibir el funcionamiento en la comuna de los circos con animales, manifestamos lo siguiente:



La ley 20.216 (septiembre de 2007) que establece normas en beneficio del circo chileno es clara al entregar a los municipios, a través de las ordenanzas, la regulación del funcionamiento de los Circos en las comunas respectivas. La I. Municipalidad de Santiago lo que ha hecho es condicionar, dentro de sus facultades legales, la actividad circense, no prohibirla ni menoscabarla por cuanto aquello que es de la esencia del circo es su "calidad de instrumento de entretención, recreación y formación cultural básica" (artículo 3º de la Ley). La enumeración que hace la Ley (art.2º) respecto de actividades que constituyen un espectáculo circense lo es a modo ejemplar, es decir, no afecta ni vulnera la Ley de Circos la no incorporación de animales como requisito para la tramitación de los permisos de funcionamiento o firma de convenios con el municipio respectivo.

Por tanto, despejada la controversia legal referida al tema, corresponde centrarse en la naturaleza de la decisión que ha motivado el debate público en torno a los circos con animales. No puede ser sino una decisión de carácter ético la que ha llevado al Concejo Municipal, presidido por su alcalde Sr. Raúl Alcaíno, a votar unánimemente a favor, y no en contra, de una cultura de respeto a toda forma de vida, a favor de un espectáculo que promueva el talento humano sin mediar el sufrimiento de los animales. Próximos a cumplir el Bicentenario, y erróneamente supeditados a la creencia de que nuestro patrimonio cultural es un todo acabado, la I. Municipalidad de Santiago nos ha demostrado en un acto de valentía, de coraje y de civilidad que, aún en el siglo XXI se construye patria en epopeyas que se libran, por cierto, en el seno de nuestras conciencias.



Ecopolis, Disciplinas Integradas

Valparaíso-Viña del Mar