miércoles, 10 de septiembre de 2008

Animales en Circos itinerantes: La ciencia del sufrimiento...


La vida en un circo itinerante:


Ha sido demostrado que el transporte es causante de signos indicadores de estrés, como un aumento en el ritmo cardiaco, un aumento de la temperatura corporal, baja inmunidad contra las enfermedades, cambios en los niveles hormonales que pueden afectar embarazos, pérdida de peso, y aumento de los casos de agresión y de comportamientos estereotípicos.

Las prácticas inadecuadas de cuidado de animal y las limitaciones de espacio hacen imposible que los animales puedan expresar su comportamiento normal. Esto conduce a un número alto comportamientos estereotípicos y anormales, tales como un aumento en la agresión hacia otros animales, un aumento en la susceptibilidad a las enfermedades, la presencia de indicadores fisiológicos de estrés y mayor mortalidad.

Las agrupaciones sociales inadecuadas causan múltiples efectos negativos en los animales:

El aislamiento o separación de los compañeros conduce a cambios complejos de comportamiento, incluso un interés disminuido en sus alrededores, estereotipos, un aumento en el ritmo cardiaco, un aumento en la vocalización y niveles más altos de estrés fisiológico.

Los animales obligados a vivir en proximidad cercana muestran una mayor frecuencia de enfrentamientos, comportamientos competitivos y estereotípicos.

Cuando las especies diferentes son mezcladas u obligadas a vivir en proximidad cercana, ellos exhiben una variedad de comportamientos evasivos y un aumento del ritmo cardiaco y de otros indicadores de estrés fisiológico, por lo cual están alerta más tiempo.

Dentro del circo:

El espacio para vivir está necesariamente limitado a la parte trasera de un camión o remolque.

Los animales deben compartir sus camiones con el equipo y objetos del circo.

Con frecuencia, los recintos para el ejercicio en caso de ser erigidos, no son puestos a disposición de todos los animales, debido a restricciones de tiempo, por la carencia de suficiente espacio, o por la presencia de animales competitivos o agresivos.

Los animales son frecuentemente transportados a distintas partes del país.

Los animales son dejados dentro de los remolques, durante muchas más horas que la duración del mismo viaje.

Los animales son vulnerables al abuso por parte de personal no capacitado (o capacitado inadecuadamente) que puede estar trabajar bajo la presión de tiempo.

Los datos científicos presentados soportan las conclusiones derivadas de la evidencia empírica recolectada por ADI. De igual forma, corroboran un estudio anterior relativo al efecto del transporte y la exhibición en los animales de circo, en el que se concluyó que seobservó un comportamiento anormal en todas las especies estudiadas, lo cual es indicativo de un bienestar reducido, al igual que de condiciones ambientales pobres y de cuidado animal. (Kiley-Worthington, 1989).

Los estudios de ADI sobre el uso de animales en circos itinerantes concluyen que, considerando las circunstancias, simplemente no es posible que los circos itinerantes puedan proveer el espacio y el ambiente requerido para que los animales puedan mantener un nivel óptimo de salud física y mental.


Este es un extracto del contenido de la revista de ADI Animals Defenders International.

Par continuar leyendo los contenidos, clik en el siguiente link:


http://www.ad-international.org/admin/downloads/Spanish_new_low-res.pdf


Ecopolis, Disciplinas Integradas