viernes, 3 de octubre de 2008

Un león llamado GAUCHO ....


Ayer finalmente Gaucho dejó de formar parte del circo "Magnun", lugar en el que estuvo desde sus tempranos 4 meses de edad, hasta la actualidad donde ya tiene casi 4 años.
Después de un intenso trabajo de 3 semanas aproximadamente se concretó su decomiso. Queremos dejar en claro que tras ésto hubo un trabajo muy grande y mancomunado de organizaciones defensoras de los derechos animales de Viña del Mar y Santiago, aunque el SAG hizo lo correspondiente, hubo un trabajo importante que no fue publicado en las noticias, lo cual NO ES importante desde el punto de vista del protagonismo, pero si creemos que es importante de destacar con humildad para instar a otras organizaciones pares a que luchen y se unan para lograr objetivos como éste.

La historia de Gaucho comenzó con una denuncia y varias visitas al SAG provincial y regional, continuó con un seguimiento intensivo por nuestra parte elaborando una bítacora diaria, consiguiendo profesionales adecuados para que emitieran un informe veterinario, el cual realizaron el profesor jefe de la Escuela Veterinaria de la Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar, Gonzálo Chávez y la presidenta de SECVETCH, Sociedad Etológica Clínica Veterinaria de Chile, Maria José Ubilla, gestionando un lugar para que Gaucho pueda estar temporalmente, transporte para llevarlo a este destino y continuará haciendo todo lo necesario para que él pueda finalmente estar en un habitat protegido, como corresponde.
Queremos agradecer a todas las personas del mundo de la protección que participaron en esta causa, a nuestros amigos de las organizaciones: Animalismo V, la Campaña de San Francisco, Ecoprotege y Cefu, además de los prefesionales antes mecionados.
Por ultimo queremos aclarar que además de estar en contra del confinamiento y la explotación de los animales, luchamos porque cambiar las malas condiciones en que Gaucho se encontraba, su alimentación no era la adecuada, no contaba con agua a libre disponibilidad (solo se le daba de beber por las noches) su jaula no era cubierta de noche quedando a la intemperie, no era utilizado en el espectáculo, lo que por una parte es bueno porque no era expuesto a seciones de adiestramiento, pero por la misma razón estaba destinado a un confinamiento permanente, también tenía instalado un generador a muy poca distacia de su jaula que emitia ruido las 24 hrs del día, sus examenes veterinarios arrojaron presencia de parasitos y poca masa corporal para un ejemplar de su edad, además de síntomas de depresión, por otra parte, los dueños del circo no contaban con la documentación necesaria, que es el correspondiente Certificado CITES que todo animal catalogado como especie protegida debe tener con la finalidad de comprobar su obtención legal, documentación que sus dueños no pudierón presentar.
En muchos articulos de este mismo blog hemos comentado que la normativa CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) es un acuerdo internacional concertado entre los gobiernos, con calidad de ley, al cual Chile se encuentra voluntariamente adherido y cuya finalidad es velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres, no constituya una amenaza para la supervivencia de estos. Cabe destacar que en Chile esta normativa no se aplica como corresponde lo que trae entre otras consecuencias, el que circos itinerantes con animales viajen libremente por Chile sin la debida documentación.
Finalmente queremos aclarar que Gaucho se encuentra en el Zoológico Buin Zoo, de manera TEMPORAL, debido a que en Chile a pesar de exitir 20 centros de Rescate y Rehabilitación -la gran mayoría de ellos particulares- desafortunadamente no hay ninguno especializado y habilitado para animales silvestres, ni grandes mamiferos, como felinos grandes, elefantes, osos y otros, lo que desemboca en que muchas veces después de lograr una orden de decomiso, el animal tenga que continuar en posesión del circo, tal como ocurre en algunas ocaciones con los embargos cuando se trata de bienes muebles. Sin embargo ésto es un inconveniente que se puede resolver, por otra parte ésto confirma la urgente necesidad de poder tener en el país al menos un centro que cuente con las condiciones apropiadas para este tipo de especies, situación que la autoridad debería intentar resolver, ya que el acuerdo Internacional CITES es claro en señalar que los paises adheridos deben facilitar el cumplimiento de la normativa.
Buin Zoo en una acto de solidaridad a decidido aceptar a Gaucho en sus dependencias, no para que éste expuesto al igual que los otros animales del zoológico, sino en dependencias no accecibles para el público, donde él iniciará su rehabilitación a la espera de que se pueda concretar su viaje al extranjero a un santuario en EE.UU o África, donde tenga la oportunidad de una vida digna en un hábitad protegido, lugar lo más parecido a un habitat natural, donde siempre debió haber estado y nosostros por nuestra parte correr con los gastos de mantención mientras dure su estadía.

Tanto a quienes pertenezcan o no al mundo de la protección animal, queremos pedirles que cada vez que se encuentren ante una situación como ésta, hagan las denuncias respectivas, al SAG (Servicio Agrícola y Ganadero) a la Policía de Investigaciones, sección BIDEMA (Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente) y a los medios de comunicación, televisión, diarios, radios e insistir las veces que sea necesario, con la finalidad de lograr que cada vez menos animales tengan que sufrir una vida miserable en manos de los circos.
Estamos en pleno siglo XXI y no nos cansamos de repetirlo: Que viva el circo, pero... SIN ANIMALES!!!
Animo que aún hay muchos Gauchos y muchos Totos por ahi, esperando a que alguien se compadezca de ellos y haga algo por liberarlos de su triste, dolorosa y solitaria existencia.

En el siguiente video, Gaucho en confinamiento y soledad...antes de su rescate.

Ecopolis, Disciplinas Integradas

video