domingo, 25 de octubre de 2009

Un león criollo parte a Sudáfrica convertido en la mascota de la Roja



Tiene tres años, se llama Gaucho, pero será rebautizado como Huaso, y tras un año de cuidados en el Buin Zoo, se va a vivir a un parque para leones maltratados.



Por Gabriela Bade

Fue necesario llamar a más de 50 parques en el mundo para encontrar una casa definitiva para Gaucho. ¿Quién es él? Un león nacido en Chile hace tres años que está terminando un año de terapia intensiva de cuidados en el Buin Zoo, tras ser decomisado a un circo de Concón por maltrato animal. Ahora, finalmente, Gaucho parte este domingo al mejor destino posible para un león maltratado: Lion Park, en Pretoria, Sudáfrica.
De su pasado flacuchento y lleno de parásitos, a Gaucho le queda muy poco. Incluso ya no mantendrá ni el nombre, pues mañana la ministra de Agricultura, Marigen Hornkohl, lo rebautizará como Huaso en la ceremonia de despedida en el Buin Zoo.
No es un cambio tan cosmético como parece: el león será también la mascota de la selección chilena. Tanto así, que Harold Mayne-Nicholls, presidente de la ANFP, participará mañana de la misma ceremonia.
El cambio de nombre va incluso más allá. "Gaucho se convirtió en una razón de Estado", dice Florencia Trujillo, presidenta de la ONG Ecópolis, que puso en marcha toda la operación de rescate hace un año. ¿Por qué tanta importancia? "Porque Chile firmó un acuerdo internacional en el que se compromete a devolver animales a su territorio de origen. Y cumplir ese acuerdo, eleva el estándar del país para optar a la OCDE", explica Trujillo.
Claro que será un rebautizo sólo mediático, porque a nivel administrativo el nombre del león seguirá siendo Gaucho, tal como explica Trujillo. Y así fue inscrito por la autoridad sudafricana, que lo recibirá.
Con la ceremonia de mañana, Gaucho termina su vida en Chile, un país donde la vida felina salvaje no es nada fácil. Desde su decomiso, buscar un hábitat adecuado para él fue una complicación. Pero el Buin Zoo le abrió un espacio, lejos del público y, con campañas de recolección de dinero y luego con el aporte del SAG, se pudieron juntar los más de tres millones de pesos que costó alimentarlo un año.
Ahora Gaucho está listo para el despegue. Incluso la empresa de transportes Rohlig mandó a hacer para su viaje una caja a su medida, con mucha ventilación y un pocillo para el agua.
Junto a él viajarán Ignacio Idalsoaga, director del Buin Zoo, y tres miembros de la ONG Ecópolis. Estos últimos se quedarán grabando la nueva vida del león en Sudáfrica.
Fuente: El Mercurio de Santiago

Ecopolis, Disciplinas Integradas

video video