miércoles, 27 de enero de 2010

DECLARACIÓN PÚBLICA, SOBRE RESCATE DE MAUCHO, KENIA Y SHAKIRA


Estimados:

A las 10 hrs. de hoy miércoles 27 de Enero, partió desde Puerto Montt, el camión con el carromato que lleva a los tres leones del circo Norteamericano Bufalo Bill rumbo a Buinzoo, Región Metropolitana. Este hecho da inicio a una nueva historia de rescate y liberación de felinos que hasta ayer fueron sometidos a una vida de miseria itinerante y eterno confinamiento.


Maucho, Kenia y Shakira quedarán instalados provisional y transitoriamente en LA MISMA JAULA QUE OCUPÓ GAUCHO, el león rescatado de un circo que hoy vive sus días de león en tierra de leones, en el santuario de Drakenstein Lion Park, Sudáfrica.


Estamos gestionando cupo para los felinos, preferencialmente, en santuarios dedicados a recibir animales rescatados de situaciones de maltrato y esperamos tener éxito en dichas gestiones, las cuales ya se encuentran avanzadas para el caso de las leonas: Kenia y Shakira (mamá e hija).


El león MAUCHO, de aproximadamente 8 años de edad, se encuentra delicado de salud por lo que se requerira monitoreo permanente por parte de los especialistas del zoológico. Según el informe pericial realizado por el etólogo de Ecópolis el león se encuentra con déficit nutricional (bajo peso), deshidratado, deprimido y con un cuadro dearreico atribuible a fallas gastrointestinales y falta de desparasitación. Al momento de efectuar la pericia el león no contaba con agua disponible.


En cuanto a las condiciones de tenencia, higiene y seguridad: en un carromato cohabitan, desde siempre, tres leones y sus fecas. El macho es recluido en un perímetro de 1.50 mts de ancho por unos 2.0 de largo, lo que hace imposible la ejecución de un desplazamiento natural razón por la cual debe caminar en círculo cerrado sobre su propio eje. El piso es de madera, en estado de putrefacción y cuya porosidad natural se encuentra impregnada de horina y restos de fecas líquidas.


El material audiovisual entregado a la fiscalía por Juan Carlos Cuitiño permite apreciar claramente las graves fallas de seguridad del carromato tales como la avanzada oxidación de los barrotes de contención y los enormes orificios en los que se puede fácilmente introducir un brazo de adulto, completo, en el interior de la jaula.


El rescate no hubiese sido posible sin la participación desinteresada de muchas personas, que por convicción apoyaron esta causa de muchas formas, enviando mails, socializando información, contactando autoridades, aportando su conocimiento profesional, facilitando medios, en fin, el trabajo en red y el clamor ciudadano funcionan!!!


Los ciudadanos proactivos y sensibles a estas problemáticas han sido fundamentales a la hora de exigir de las autoridades acciones oportunas y de resguardo de los animales de fauna silvestre que , además, están protegidos por la convención internacional CITES, de la cual Chile es país suscriptor desde 1975.


El rescate de los ejemplares no fue fácil debido a que el SAG tuvo una actitud pendulante y contradictoria respecto de la toma de decisión en torno a la situación de legalidad de los felinos pues mientras inspectores del SAG regional indicaban en sus informes "tenencia ilegal" de los leones, el SAG central señalaba que el dueño había regularizado su situación y que por lo tanto si la fiscalía procedía dicho Servicio no alimentaría a los leones incautados.

Pero el informe de la Brigada de Delitos Medioambientales de Policía de Investigaciones (BIDEMA), el peritaje del veterinario etólogo de la agrupación animalista Ecópolis y de la propia inspección de un funcionario del SAG eran irrefutables: los tenedores, al no acreditar origen legal conforme establece el inciso 2º del artículo 22 de la Ley de Caza, Nº19.473, debían ser decomisados, por ley. Frente a ello, las agrupaciones animalistas Ecópolis y AUA denunciaron la existencia de una grave falta administrativa y un rol desinformador por parte de las autoridades del SAG central.

¿Próximo desafío? Aprobar una ley que prohiba en todo el territorio nacional los Circos con Animales y la creación de un Centro de Rescate del Bicentenario, ambas iniciativas serán la prueba palpable de que el crecimiento espiritual de una nación también es reflejo de modernidad.


Porque ellos nacieron para ser libres.

Que vivan los circos... ¡pero sin animales!

Florencia Trujillo

Presidenta de Ecópolis

Ecopolis, Disciplinas Integradas