miércoles, 7 de abril de 2010

GRANJAS DE PRODUCCIÓN MASIVA... UN INFIERNO PARA LOS ANIMALES

La GRANJA es una factoría de animales que acaban en el MATADERO

Antes de acabar en bandejas en los supermercados, los animales terrestres vivieron en la granja. La siguiente estación para ellos es el matadero. El viaje de la granja al matadero se realiza cuando se considera que valen más muertos que vivos. La granja es una factoría de productos animales, no una acogedora residencia donde los animales disfrutan y se alimentan. Más de 817 millones de animales murieron en los mataderos de España en el 2004 (1). A nivel mundial la cifra asciende hasta 48.000 millones (2). La gran mayoría de ellos vivieron en la granja antes de morir. La típica imagen publicitaria de una granja con animales felices es sencillamente falsa. Las granjas modernas funcionan como cualquier otra factoría: a m ayor producción mayor beneficio. Esto supone para los animales una vida llena de sufrimiento y un transporte al matadero en condiciones de hacinamiento extremo. Una vez en el matadero sufr irán una muerte horrible. Los métodos del matadero están pensados para pode r matar al mayor número de animales en el menor tiempo posible.

Vacas y terneros ¿Viviendo FELICES en la granja?

En las granjas de España hay 6.463.530 vacas, toros y terneros (1) . En la UE el número asciende hasta los 88 millones (2). En pocos años todos estas vacas y terneros habrán sido enviados al matadero. Su descendencia ocupará su lugar, y al igual que sus madres y padres serán enviados al ma tadero cuando pesen lo suficiente para producir carne o cuando su producción de leche sea insuficiente. El ciclo se repite año tras año.

En el 2004 murieron en los mataderos de España 2.732.046 bóvidos: 220.638 terneros, 767. 767 novillos, 380.128 vacas y 1.363.513 toros (3), todos ellos destinados a alimentación.

La Industria Ganadera divide a estos animales según lo que “producen”. Entre otras se distingue a las vacas “nodriza”, al vacuno “de cebo” y a los terneros. Estos animales son criados, alimentados y tratados en explotaciones industriales o al aire libre. La máxima es generar beneficios. La consecuencia es que sus vidas son valoradas sólo por lo que puedan producir: ¿a quién le gustaría ser considerado de esta manera y sufrir las consecuencias.

La imagen de vacas y terneros disfrutando de una vida apacible y tranquila en la granja no es real. Pero sirve para mantenernos alejados de la miseria y el sufrimiento que genera la vida en las granjas reales.

Para las gallinas y pollos, no hay amanecer

Cada una de las tres o cuatro gallinas que comparten cada jaula dispone de entre 550 y 750cms cuadrados (más o menos la superficie de un folio), siguiendo la normativa vigente. En la nave industrial de 15 a 19 pollos intentan convivir en un metro cuadrado. La granja es un duro sitio para vivir, cada día se recoge a las gallinas y pollos que no pudieron resistir más y murieron por enfermedad, pisoteados o picoteados.

Así viven ( y mueren) en España 47 millones de gallinas ponedoras, 3,9 millones de gallinas “productoras” de pollos, y 560 millones de pollos (que después son todos transportados al matadero).

En la Unión Europea la cifra asciende hasta 367 millones de gallinas ponedo ras y 33 millones de gallinas productoras de pollos (los pollos son contabiliza dos por toneladas).

PESCA DE ARRASTRE: Toneladas de VIDAS arrancadas de mares y ríos

España cuenta con una flota de pesca de 13.693 buques. Estos barcos causan tantas muertes de peces que el recuento es hecho en toneladas, ante la imposibilidad de contar por animal. Según Informe oficial de la Industria “ la flota española pesca un total de 757.781,5 toneladas de peces (al año)”. A nivel mundial la cifra asciende astronómicamente: 156 millones de toneladas de peces anuales.

Esta intensidad de pesca anual supone un número de muertes tan elevado que, según Informe Oficial, “ la tónica general coincide con un exceso de flota que sobrepasa abundantemente las posibilidades de explotación económica y rentable de alguno de los caladeros”.

Dentro de las diferentes técnicas utilizadas para la captura de peces, “ las modalidades de arrastre de fondo y cerco, son las responsables del mayor tanto por ciento de mortalidad por pesca”.

Literalmente, las flotas pesqueras están exterminando a los peces en todos los mares del mundo. Ante esto el Fondo Europeo para la Pesca (FEP) comenta en el citado Informe que “aún reconociendo la administración pesquera la necesidad de acometer medidas dirigidas a la protección de especies y espacios desde el punto de vista de la biodiversidad, no se encuentra ésta entre las prioridades de financiación del FEP al no tratarse estrictamente de un objetivo de carácter pesquero”.

Fuente: www.rebelionenlagranja.org

* Si bien en esta nota se habla de cifras en España, claramente esto no está lejos de nuestra la realidad en Chile.


Ecopolis, Disciplinas Integradas