jueves, 2 de septiembre de 2010

Santuario de Estados Unidos interesado en elefante Ramba

El animal podría dejar atrás su experiencia en manos del circo “Los Tachuelas”



Santiago de Chile.-  

El pasado lunes 16 de Agosto, las organizaciones AnimaNaturalis, Caza Circos y Ecópolis, Disciplinas Integradas, comenzaron su campaña Liberen a Ramba… el último elefante esclavo en Chile, con el propósito de retirar del circo y sus dependencias al elefante asiático hembra conocida como Ramba, decomisada en el año 1997 por tenencia ilegal, y dejada como custodia temporal al conocido circo chileno “Los Tachuelas”.
A pesar del decomiso, el animal ha permanecido desde entonces en manos de los mismos infractores. Afortunadamente para Ramba, ya existe un santuario de elefantes interesado en su custodia en Estados Unidos, el The Elephant Sanctuary in Tennesse, organismo que ha solicitado las dos últimas condiciones: la ficha clínica de Ramba, que la posee el Estado de Chile como dueño, y que un representante del SAG se comunique con el Santuario, lo que permitiría que Ramba deje atrás los años de sufrimiento y confinamiento en el circo.
“En este momento, sólo falta la voluntad política del SAG para que Ramba tenga un mejor destino”, aseguró Florencia Trujillo, presidenta de Ecópolis, Disciplinas Integradas. Y además, agregó que “este es el primer paso para la liberación de Ramba, ya que permite sacar a la elefante del circo, para llevarla a un hábitat más parecido al natural”.
Por su parte, Ricardo Cirio, coordinador nacional de AnimaNaturalis en Chile, señaló que mientras el elefante permanezca en manos del Circo “Los Tachuelas”, seguirá siendo utilizado y explotado en los mismos términos que en su decomiso. Al tolerar esta irregularidad, el Estado de Chile se hace infractor del tratado internacional CITES que obliga a su inmediato rescate. Hacemos un llamado a la autoridad a cumplir con su tarea, y cedera la petición de las organizaciones para el cumplimiento de la ley y del bienestar del animal."
El elefante es el mamífero más grande del mundo y en su hábitat natural, convive con otros de su especie con quienes juega, se aparea, descansa y establece complejas relaciones sociales. En los circos, a los elefantes se les niegan todas estas condiciones de habitabilidad, territorio, libertad y vínculos con sus iguales, por lo que no pueden llevar una vida que les proporcione un mínimo de bienestar y salud mental.

Fuente: Animanaturalis
Fotos: The Sanctuary of Elephants.

Ecopolis, Disciplinas Integradas