viernes, 10 de diciembre de 2010

Dictámen de Contraloría es oportunista, altamente politizado y jurídicamente precario



El Dictámen Nº 69752 (19/11/2010) de la Contraloría General de la República sobre población y control canino es tan vago e impreciso que, en la práctica, abre una puerta trasera o resquicio legal para que muchos municipios de Chile entren en ilegalidad amparados en el muy elástico y discrecional concepto de "salubridad pública".

Efectivamente, el contenido de dicho Dictámen se acomoda en un 100% a la práctica ilegal de retiros de perros de las calles en base a diagnósticos truchos o ejercicio ilegal de la profesión de médico veterinario.



Este Dictámen, es altamente polítizado y oportunista pues se pronuncia queriendo zanjar de modo unilateral la actual discusión en torno al Proyecto de Ley de Tenencia Responsable (Boletín 6499-11) y sin considerar el criterio uniforme de la abundante jurisprudencia administrativa sobre la materia.

En los hechos este Dictámen es un factor de intervención política que no favorece el diálogo que debe prevalecer en una sociedad democrática y que, de paso, da la espalda a la trayectoria de rigor y pulcritud jurídica que la Contraloría había tenido en estas materias, hasta ahora.



Ecopolis, Disciplinas Integradas