domingo, 26 de diciembre de 2010

Mensaje de fin de año de la Campaña “Liberen a Ramba”


A raíz de que este año 2010 finaliza, y damos comienzo a un nuevo año de lucha por los Derechos Animales, queremos hacer una breve reseña con respecto a lo que ha sido la campaña “Liberen a Ramba, el último elefante esclavo en Chile”.

Como organizaciones impulsoras de la campaña, hemos confirmado , una vez más, que la problemática de los circos con animales, por lo menos en Chile, es mucho más compleja de lo que parece y forma parte de una triste realidad, donde la sociedad civil, organizada contra el maltrato y confinamiento de los animales en estos espectáculos, ve opacados sus esfuerzos debido a la escasa voluntad política de la autoridad competente para afrontar de un modo resuelto la problemática, sumado a una deficiente fiscalización en el cumplimiento de la normativa vigente.

Aún cuando como plataforma de la campaña “Liberen a Ramba”, estamos en favor de los derechos de todos los animales, y en contra de la vulneración de estos, Ramba ha sido nuestro especial emblema 2010, pues representa un doble desafío: cambiar el destino de un elefante esclavo y obligar a nuestras autoridades a cumplir con el Estado de Derecho.

Efectivamente, en este momento, existe un grave incumplimiento de parte del Estado de Chile para con la comunidad internacional y los tratados medioambientales que ha suscrito, como es el caso de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), norma de carácter universal que protege de modo riguroso a los animales de especies en peligro de extinción, como los elefantes asiáticos, los tigres de bengala, los osos pandas, entre otros.

Con conocimiento de causa, podemos afirmar que Ramba es protegida por convenciones internacionales de las cuales Chile forma parte, pero sólo teóricamente, pues estando Ramba decomisada desde 1997 por tenencia ilegal, en los hechos, nunca ha salido del circo, siendo utilizada como objeto de lucro en manos de los propios infractores, vulnerando con ello las reglas de la Convención CITES y, por cierto, las reglas del sentido común.

En el nuevo año 2011, y dado el difícil escenario que sitúa a Chile como uno de los países que se resiste a terminar con la institución de los circos con animales, herencia del subdesarrollo, se hace imperioso redoblar los esfuerzos encaminados a lograr su abolición, en Chile y el mundo. Y para ello debemos desplegar nuestras fuerzas, sumar conciencias, abarcar, coordinar, apoyar, difundir, denunciar. En este sentido la Organización Internacional AnimaNaturalis dedicará este nuevo año 2011 a la campaña Circos Sin Animales, Circos Sin Sufrimiento (circos.org) y desde esta plataforma seguirá apoyando las iniciativas que requieran de difusión, muy especialmente la campaña “Liberen a Ramba… el último elefante esclavo en Chile”.

Si bien un año ha concluido, se nos viene un 2011 que no dará tregua, y por los animales no bajaremos los brazos.

Hacemos un llamado a los medios de comunicación y personas a que se informen permanentemente de esta y otras historias, a que hagan las denuncias por maltrato e infracción a las leyes y Convención CITES. Como ciudadanos, exijamos de la autoridad la correspondiente fiscalización a los circos con animales.

Por último, queremos dar las gracias a todas las personas que dieron su apoyo a la campaña, manifestando de una u otra forma su deseo de ver liberada a Ramba. Les invitamos a seguir apoyando tales iniciativas. Les instamos a no perder la esperanza y a recibir el nuevo tiempo con renovados bríos, pues mientras haya circos con animales habrá un dolor que combatir, una injusticia que reparar, un ser vivo que liberar.

Para todos, nuestro deseo de Felices Fiestas y que el Nuevo Año 2011 nos reencuentre en la difícil, pero señera, senda de los Derechos Animales.

Plataforma “Liberen a Ramba”

AnimaNaturalis Internacional, Caza Circos y Ecopolis Disciplinas Integradas.
 
Ecopolis Disciplinas Integradas