domingo, 26 de diciembre de 2010

Quique Neira, apoya la campaña "LIBEREN A RAMBA... el último elefante esclavo en Chile"

Entrevista a Quique Neira, un ser espiritual con los pies puestos sobre la tierra


En esta ocasión tuvimos el privilegio de entrevistar al más destacado representante del reggae en Chile, expresión musical con base filosófica y que hoy en día todos conocemos gracias a las interpretaciones de un hombre de larga cabellera y sonrisa abierta.

Nuestro interlocutor nos habló de sus creencias y convicciones, de Ramba y su pena, de su hijo. Es del tipo de persona que se entrega al diálogo y que piensa antes hablar.

¿Qué opinas sobre la forma en que los chilenos nos relacionamos con los animales en general?

R.- Como cavernícolas… y es que no nos damos cuenta de lo que pasa en Chile hasta que viene alguien de fuera y te lo dice. Por ejemplo, con los perros, ¡en Chile no hay cultura de tenencia responsable!, por otro lado, hay distorsionados que andan envenenando perros, a su vez,  las autoridades no se ponen de acuerdo sobre qué camino seguir para solucionar el problema de sobrepoblación, en fin. Nos queda mucho camino que recorrer y muchos errores que reconocer.

¿Y de los circos con animales?

R.- (Quique piensa un momento y rompe el silencio moviendo sus manos) Sabes, yo siento gran admiración por la familia circense, me asombra lo que puede realizar el cuerpo humano. Para mí la esencia del circo debe ser el goce de la destreza humana, y los protagonistas naturalmente son los niños, los payasos, los trapecistas, acróbatas, músicos, en fin, ¡un arcoíris de artistas humanos! 

¿Entonces qué justifica la existencia de circos con animales?

R.- Sinceramente creo que los circos que aún conservan y usan animales en su espectáculo han querido mantenerse fieles a una costumbre de tiempos antiguos, tiempos en los que se desconocían las verdaderas necesidades de los animales y a nadie importaba su sufrimiento. Siento que la tendencia hoy en día es la valoración de los circos sin animales.


¿Crees que los animales sienten parecido al ser humano? Por ejemplo ¿Los grandes mamíferos como la elefanta Ramba?

R.- Definitivamente, yo creo que Ramba, y los animales que mencionas, son capaces de sentir de modo complejo. ¡Y me atrevo a ir más allá!, creo que tienen espíritu y que su existencia es parte de un todo llamado Vida, lo que a Ramba le ocurra le ocurre a la Vida. Si un animal, que ha nacido para ser libre, lo sometes a una existencia que no tiene nada que ver con su naturaleza, el resultado será la enfermedad, del cuerpo y del espíritu. 


¿Crees que es fanatismo querer llevar a Ramba a un Santuario de Elefantes habiendo tantas necesidades humanas, incluso otras prioridades medioambientales, como la contaminación o el efecto invernadero?

R.- (Quique se toma su tiempo para contestar esta pregunta, una vez más se expresa con las manos) Nosotros, la especie humana, somos parte de un todo. Si el agua, el aire, el suelo se contaminan nosotros nos enfermamos… ¡pero no sólo nosotros! La Naturaleza hoy más que nunca pide a gritos que la entendamos  pues también tiene heridas que no vemos con los ojos pero que son reales. El sufrimiento de Ramba y de los animales en los circos es una forma de contaminación, suena extraño decirlo pero el sufrimiento que proviene de la injusticia genera más dolor y la indiferencia al dolor es altamente contaminante.

Entonces ¡cuál es tu respuesta! ¿Somos o no somos fanáticos?

R.- Chicos, relájense (sonríe). No me parece que sea fanatismo querer darle a un elefantito una vida de elefante, así lo ha querido la madre Naturaleza desde el principio de los tiempos.

Quique, para terminar, ¡nos equivocamos en la talla de la polera que te íbamos a regalar! ¿Qué propones?

R.- Ja, ja, ja … mi hijo -de 12años- la encontrará bacán, con seguridad  la usará todos los días y será un muy buen difusor de la campaña Liberen a Ramba. Yo seguiré esperando por la mía, soy flaquito pero engañador, ¡talla XL por favor!

Ecopolis, Disciplinas Integradas