sábado, 30 de abril de 2011

CAROLINA GUIDA: una periodista que vivió entre elefantes y hoy apoya, con conocimiento de causa, la campaña LIBEREN A RAMBA.




Ella es una joven periodista, con una energía impresionante. Vive corriendo, la llaman del canal, de la fundación para la cual trabaja, debe salir rumbo a Calama desde Santiago una mañana muy temprano y en la tarde estar de vuelta en reuniones de pauta y coordinación para lo que se viene al otro día.     Esta joven mujer, hace dos años atrás tomó una decisión que tendría alcances inesperados en su vida (y en las nuestras). Estando de vaciones en Oriente Medio, descubre un lugar donde se podía hacer un voluntariado con elefantes rescatados de situaciones de maltrato. Carolina decide desechar un muy estructurado y pulcro itinerario vacacional para ir tras unos elefantes asiáticos... la temporada que Carolina vivió entre elefantes, aprendiendo y valorando su existencia la marcó profundamente y para siempre.

Cuando Carolina supo que existía la campaña LIBEREN A RAMBA recordó todo lo aprendido y entendió que lo que había ocurrido hace dos años atrás ahora le serviría para ayudar a Ramba.
Maravillosas coincidencias de la vida....Leer más



Ecopolis: ¿Cómo te enteraste de que existe la campaña Liberen a Ramba?


Carolina: Me enteré porque visité la página del Centro de Rescate de Primates de Peñaflor y por ahí llegué a Ramba. A penas vi la información me conmovió, me dolió el alma....y la verdad es que lloré un buen rato, no podía creer tanta crueldad.No podía creer que Ramba lleva tantos años sufriendo y me dolió tanto el pensar cómo hay seres humanos que pueden pasar todos los días al lado de ella sin sentir el sufrimiento que ella vive a diario.

Ecopolis: ¿Has participado anteriormente en campañas o actividades relacionadas con rescates, decomisos de animales en circos?

Carolina: Si, yo participé en la liberación del león Gaucho. También estaba en un circo y en muy malas condiciones. Fue un trabajo arduo, pero precioso, lo logramos y eso era lo importante. Y también, como periodista, participé en la investigación que se hizo a la Sociedad Protectora de Animales. Y espero poder seguir trabajando en forma voluntaria por tantos animales que nos necesitan.


Ecopolis: Sabemos que eres la primera y única chilena, hasta ahora, que ha estado haciendo voluntariado en un centro de rescate de elefantes asiáticos en Tailandia ¿cómo fue esa experiencia? ¿en qué sentido dejó huella en tí?


Carolina: Fue una de las experiencias más lindas de mi vida. Hasta el día de hoy me cuesta mucho ver las fotos porque lo que viví ahí fue realmente precioso y recordar me emociona y me dan ganas de volver allá. Fue una experiencia maravillosa, de tanto amor...mis grandes amores....así le digo yo a los elefantes...son animales enormes pero al mismo tiempo tan frágiles...y con una capacidad de entregar amor que es impresionante. Es increíble poder conectarse con ellos, pasar tiempo con ellos, nadar, rascarles la espalda con escobillones, caminar por la selva libremente...fue una experiencia inolvidable....Yo logré tanta cercanía con una elefanta en especial que pude pasar horas regaloneando con ella...abrazando y besando su trompa....etc....

Ecopolis: Por tu experiencia con elefantes, qué puedes decirnos de ellos? ¿qué tan complejos son?


Carolina: Son animales que necesitan vivir con otros de su misma especie si no pueden tener grandes depresiones, viven en matriarcados y necesitan recorrer largas distancias. Son animales que se comunican a mucha distancia entre ellos gracias a las vibraciones que sienten en sus patas. Y es verdad que tienen una memoria gigante....no olvidan. 
Ecopolis: ¿Crees que en los circos con animales los niños puedan aprender de naturaleza silvestre? ¿qué habrán aprendido de Ramba ? ¿has ido alguna vez a circos con animales?

Carolina: Creo que la peor educación que los padres le pueden dar a un hijo es llevarlo a un circo con animales. Es incentivar desde pequeños la falta de respeto con los animales. Los niños no pueden aprender absolutamente nada positivo en los circos con animales. Lo único que aprenden ahí es que no importa cuánto sufra un animal con tal de hacernos pasar un buen rato. Una visión egoísta. Los padres que llevan a sus hijos a este tipo de espectáculos le están ensañando a sus hijos que no hay problema en sacar a los animales de su hábitat natural, le están enseñando que no importa mantener encerrados y en condiciones inaceptables a esos animales. En el fondo le están enseñando una forma de ver la vida, donde solo ellos importan. Le están enseñando que no importa el dolor de los otros...


Ecopolis: ¿Qué sientes ante la posibilidad de que Ramba, una vez examinada por el Dr. Mel Richardson, pueda viajar a un santuario de elefantes en Tennessee, USA? ¿Los elefantes que conociste cuando fuiste voluntaria que experiencia de vida habían tenido antes de llegar ahí?

Carolina: Siento mucho esperanza con la visita del doctor. Estoy realmente esperanzada en que Ramba pueda ser libre y volver a ser lo que nunca debió olvidar....ser una elefanta. Estoy esperanzada en verla caminar libremente, en verla relacionarse con otros de su especie, en que pueda sanar todas las heridas que los humanos le hemos ocasionado. 
Los elefantes del santuario tenían historias muy dolorosas...maltrato...circos...trekking...logging (transportar pesadas cargas de madera)....era elefantes muy dañados emocionalmente y algunos también físicamente y toma mucho tiempo recuperarlos, sacarlos adelante, lograr que puedan ser felices. 

Ecopolis: ¿Vale la pena hacer tanto escándalo por UN animal? ¿por qué?


Carolina: Vale más que la pena....liberar a Ramba es una obligación que como sociedad tenemos, ya sabemos de su historia y no podemos hacer como que no la conocimos...Ramba ya está en nuestras vidas, ya nos cautivó, ya la queremos y tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para liberarla. Ojala que sea un gran paso que le abra las puertas de la libertad a tantos otros animales que viven en condiciones inaceptables en nuestro país. Tengo la esperanza de que este sean un gran paso que nos conmueva como sociedad y nos permita avanzar en la liberación de tantos otros que sufren injustamente. 

Fotografías:
Macarena Quezada Bilbao
Artista visual /Fotógrafa
99458585

Ecopolis Disciplinas Integradas