lunes, 25 de abril de 2011

¡Chancho en Piedra, apoya la campaña Liberen a Ramba!

Valparaíso, Muelle Barón, momentos previos al concierto de los Chancho en Piedra. En la foto: Felipe, Pablo, Lalo y Toño.

Leer entrevista aquí...





La cita es en el Muelle Barón, ahí se levanta, cual mecano, un escenario flanqueado por el mar y los cerros de Valparaíso, el concierto promete. Hora del crepúsculo y un jolgorio de gaviotas anuncia la llegada del bus que trae a nuestros entrevistados.

Una suerte de marejadilla humana recorre el muelle, son los tramoyas, sonidistas, eléctricos; es la antesala del concierto. Pero la premura no invade a los marranos, muy por el contrario, se entregan al diálogo y el tiempo se detiene. Antes de subir al escenario, cada miembro del grupo expresa su opinión sobre Ramba, la cultura circense y la relación con los animales.

A continuación un resumen del nutrido diálogo con los músicos Eduardo Ibeas (Lalo), Pablo Ilabaca (K-V-Zón) , Leonardo Corvalán (Toño) y  Felipe Ilabaca, los CHANCHO EN PIEDRA:

ECOPOLIS: ¿Han asistido alguna vez a circos con animales? ¿Cómo ha sido esa experiencia?

Toño: De niño me llevaron y recuerdo haberme impresionado con los animales, su tamaño, su presencia imponente. Y es que, para un niño, la experiencia de estar cerca de un animal, como un tigre o un león, es algo que no se olvida. Sin embargo, ya de adulto y con todo lo que uno va conociendo de la vida de encierro que viven los animales en un circo y las técnicas de adiestramiento, pienso que hoy no llevaría a un niño a un circo que tenga en su show animales.

ECOPOLIS: ¿A qué se refieren cuando dicen “con todo lo que uno va conociendo ya de adulto”?

Felipe: Nos referimos a la  realidad cotidiana, cada vez que vemos en las noticias que encuentran animales maltratados, en jaulas muy pequeñas  o animales que pasan amarrados o encadenados toda su vida…me pregunto ¿para qué? Considero que el precio que pagan los animales para nuestra “diversión” nos deja muy mal parados como especie humana.
 Valparaíso, Muelle Barón, momentos previos al concierto de los Chancho en Piedra. En la foto: Felipe, Pablo, Lalo, Florencia (Ecópolis) y Toño.

ECOPOLIS: ¿Creen Uds. Que es posible que exista un sistema de cautiverio itinerante de exhibición circense en el cual los animales sean adiestrados sin técnicas de subyugación -de privación de agua y comida- sin golpes eléctricos o azotes, sin cadenas ni jaulas? ¿Con un sistema de vida social con sus pares, especialmente aquellas especies gregarias (como los canguros y los primates); con ejercicios diarios, espacio para explorar y poder tener un comportamiento propio de la especie?

Lalo: Mmmmmh. Difícil…. Uno siempre trata de conservar la ilusión, la magia del circo. Podríamos responder que sería bacán si hubiese un circo donde los animales la pasaran realmente bien  haciendo reír a la gente, con cero sufrimiento, pero no conocemos ninguno con esas características que mencionas y no sabemos si realmente existe alguno. Uds. que cachan más, ¿pueden decirnos si hay algún circo en Chile o en el mundo así?

ECOPOLIS: El Circo del Mundo y el Circo del Sol, entre otros, son buenos ejemplos de circos de gran nivel, donde los animales sólo cobran vida en la mágica creación de los artistas, donde la fantasía y la ilusión nacen de la imaginación. Son circos SIN animales de prestigio mundial. Ellos han hecho una opción conciente y el público lo reconoce. En cambio, los circos CON animales más famosos, grandes y portentosos de Latinoamérica y USA son circos fuertemente cuestionados por la opinión pública.

ECOPOLIS: ¿Y qué opinan de Ramba? ¿De esta posibilidad que se abre para mejorar sustantivamente su calidad de vida?

Pablo: Lo que sabemos es que Ramba es una elefanta que ha vivido toda su vida  en un circo famoso, pero hay tratados que protegen a estos animales que están en peligro de extinción ¿o no? Según estos tratados ¡Ramba no debería estar en un circo!

ECOPOLIS: Así es, el tratado internacional a que te refieres es CiTES que protege a las especies en peligro de extinción como Ramba. Ella es propiedad del Estado de Chile, decomisada el año 1997, pero el problema es que nunca la sacaron del circo; ¡catorce largos años han pasado desde entonces!

ECOPOLIS: ¿Y qué sienten al respecto?

Pablo: Hemos de responder esta pregunta con la sinceridad “marrana” que nos caracteriza. Nos da alegría y preocupación. Alegría por Ramba, por saber que hay personas que se preocupan de que estas cosas pasen, alegría de saber que Uds. traerán un veterinario que le hará exámenes, que han obligado a la autoridad a ponerse las pilas con este tema. Ilusión de pensar que si todo sale bien podrá viajar a un santuario que, imagino, es el paraíso de los elefantes… estar con otros como ella, recorriendo libremente el lugar, vivir en un espacio natural… mmmh ¿recordará Ramba sus días de libertad en el pasado? ¿recordará cómo ser nuevamente un elefante?

ECOPOLIS: Muy buena tu pregunta sobre cómo aprender a ser nuevamente un elefante y la respuesta la encontramos en las décenas de elefantes que llegan al santuario; tras una vida de sufrimiento y explotación ellos son rehabilitados, física y emocionalmente, naturalmente es un proceso.

¿Decían que también sienten “preocupación”, por qué?

Lalo: Porque también nos damos cuenta que en esta historia hay pasiones comprometidas. Pienso que quienes han tenido a Ramba todos estos años sienten que Ramba está bien con ellos y ellos se sienten bien con Ramba… mmmh ¿Y qué dice el circo sobre la posibilidad de que Ramba viaje  a otro lugar?

ECOPOLIS: El dueño del circo ha sido muy claro las veces que ha hecho declaraciones ante la prensa y medios de comunicación en general, incluso ante la Cámara de Diputados y la Dirección Nacional del SAG. Él señala que todos estos años han cuidado de Ramba y también de otros animales decomisados, con autorización expresa del Estado de Chile, que nadie les ha reembolsado todos los gastos que ello ha significado y que, respecto del destino de Ramba, como buenos ciudadanos acatarán lo que decida finalmente la autoridad.

Toño: ¿Y Uds. han tenido oportunidad de conversar con la gente del circo?

ECOPOLIS: Hemos compartido tribuna (en la Cámara de Diputados), pero no hemos conversado. Nos parece una buena idea conversar, aún cuando sabemos que pensamos radicalmente distinto pues estamos por la abolición de los circos con animales y ellos afirman que el circo chileno es y siempre será con animales. Sin embargo, contribuiría a crear un diálogo ¡UNA VISITA A LOS SANTUARIOS! Lugares especialmente habilitados donde hoy viven sus vidas el chimpancé Toto (Chimfunshi, África), el león Gaucho (Drakenstein Lion Park, Sudáfrica)¡ y eventualmente Ramba! (The Elephants Sanctuary in Tennessee, USA). Conocer esa realidad, que aún no tenemos en Chile, es una experiencia radical para toda persona.

Felipe: el que existan o no los circos con animales es un “tema país”, es algo que se debe debatir abiertamente, sin trancas, y además es importante que se conozcan todos los puntos de vista, ¡también lo que recién comentabas! es la única forma de crecer como sociedad, sin temas tabú.



ECOPOLIS: ¿Y qué opinan de Ramba? ¿De esta posibilidad que se abre para mejorar sustantivamente su calidad de vida?

Pablo: Lo que sabemos es que Ramba es una elefanta que ha vivido toda su vida  en un circo famoso, pero hay tratados que protegen a estos animales que están en peligro de extinción ¿o no? Según estos tratados ¡Ramba no debería estar en un circo!

ECOPOLIS: Así es, el tratado internacional a que te refieres es CiTES que protege a las especies en peligro de extinción como Ramba. Ella es propiedad del Estado de Chile, decomisada el año 1997, pero el problema es que nunca la sacaron del circo; ¡catorce largos años han pasado desde entonces!

ECOPOLIS: ¿Y qué sienten al respecto?

Pablo: Hemos de responder esta pregunta con la sinceridad “marrana” que nos caracteriza. Nos da alegría y preocupación. Alegría por Ramba, por saber que hay personas que se preocupan de que estas cosas pasen, alegría de saber que Uds. traerán un veterinario que le hará exámenes, que han obligado a la autoridad a ponerse las pilas con este tema. Ilusión de pensar que si todo sale bien podrá viajar a un santuario que, imagino, es el paraíso de los elefantes… estar con otros como ella, recorriendo libremente el lugar, vivir en un espacio natural… mmmh ¿recordará Ramba sus días de libertad en el pasado? ¿recordará cómo ser nuevamente un elefante?

ECOPOLIS: Muy buena tu pregunta sobre cómo aprender a ser nuevamente un elefante y la respuesta la encontramos en las décenas de elefantes que llegan al santuario; tras una vida de sufrimiento y explotación ellos son rehabilitados, física y emocionalmente, naturalmente es un proceso.
¿Decían que también sienten “preocupación”, por qué?

Lalo: Porque también nos damos cuenta que en esta historia hay pasiones comprometidas. Pienso que quienes han tenido a Ramba todos estos años sienten que Ramba está bien con ellos y ellos se sienten bien con Ramba… mmmh ¿Y qué dice el circo sobre la posibilidad de que Ramba viaje  a otro lugar?

ECOPOLIS: El dueño del circo ha sido muy claro las veces que ha hecho declaraciones ante la prensa y medios de comunicación en general, incluso ante la Cámara de Diputados y la Dirección Nacional del SAG. Él señala que todos estos años han cuidado de Ramba y también de otros animales decomisados, con autorización expresa del Estado de Chile, que nadie les ha reembolsado todos los gastos que ello ha significado y que, respecto del destino de Ramba, como buenos ciudadanos acatarán lo que decida finalmente la autoridad.

Toño: ¿Y Uds. han tenido oportunidad de conversar con la gente del circo?

ECOPOLIS: Hemos compartido tribuna (en la Cámara de Diputados), pero no hemos conversado. Nos parece una buena idea conversar, aún cuando sabemos que pensamos radicalmente distinto pues estamos por la abolición de los circos con animales y ellos afirman que el circo chileno es y siempre será con animales. Sin embargo, contribuiría a crear un diálogo ¡UNA VISITA A LOS SANTUARIOS! Lugares especialmente habilitados donde hoy viven sus vidas el chimpancé Toto (Chimfunshi, África), el león Gaucho (Drakenstein Lion Park, Sudáfrica)¡ y eventualmente Ramba! (The Elephants Sanctuary in Tennessee, USA). Conocer esa realidad, que aún no tenemos en Chile, es una experiencia radical para toda persona.

Lalo nos invita a subir al escenario

ECOPOLIS: Finalmente el tema de los animales y la forma en que nos relacionamos con ellos toca nuestra existencia en todo sentido, es un tema transversal a nuestros hábitos alimenticios, a nuestra forma de vestir, de entretenernos... no es una exageración afirmar que el destino de los animales se juega ¡en nuestro estilo de vida!


Felipe: Sabes, estoy de acuerdo en eso, nosotros como especie humana somos bien cabrones con el resto de las especies, y aunque no soy vegetariano no me parece correcto caricaturizarlos. ¡Ah! y el prejuicio de que las comidas vegetarianas o veganas son desabridas ¡ná'que ver compadre! Un amigo mío es vegetariano  cocina y combina cosas raras ¡pero que son muy ricas!

Pablo: Me parece super válido hacer un esfuerzo por dejar un mundo mejor a los que vienen después de nosotros; ahora que soy padre tengo especial preocupación por el tema, quiero que mi hijo sea feliz ... en una sociedad menos enferma que la de hoy y más conectada con lo natural.

Toño: Yo tampoco soy vegetariano pero estoy al 100% con Ramba, cuando tú quieres a alguien, le das libertad, no lo encadenas de una pata. Suerte en todo y cuenten con nosotros.

Luego, bajamos todos del bus, ya era de noche en el puerto, sentimos nuevamente las pulsaciones del tiempo que corre. Comienza el ensayo y Lalo nos invita a subir al escenario a tomarnos unas fotos. Hoy Ramba tiene nuevos amigos, ellos son los ¡Chancho en Piedra!


Fotografías:
Macarena Quezada Bilbao
Artista visual /Fotógrafa
99458585

Ecopolis Disciplinas Integradas