viernes, 22 de abril de 2011

Centro de Rescate y Rehabilitación de Primates de Peñaflor

Los primates que llegan al Centro no pueden ser reinsertados en sus hábitat de origen, han perdido para siempre la posibilidad de vivir sin supervisión humana. 

Es por ello que se intenta recrear un espacio que les permita desarrollar un comportamiento propio de su especie, con elementos de enriquecimiento ambiental, para estimular el ejercicio físico, la exploración y la socialización. Esto último es crucial pues los primates son seres gregarios (al igual que nosotros, homo sapiens) y necesitan compañeros sociales.



video

Habitat del Centro de Rescate y Rehabilitación de Primates de Peñaflor

Ecopolis, Disciplinas Integradas