jueves, 17 de enero de 2013

Un año después del rescate.



Ramba disfruta sus días en el hermoso hábitat de Parque Safari de Rancagua a la espera del viaje al reencuentro con otros de su especie en el Santuario de Elefantes de Tennessee.