martes, 18 de febrero de 2014

CAZA DE PERROS EN CHILE - THE SANTIAGO TIMES

THE SANTIAGO TIMES
Por Pablo Cerda

Florencia Trujillo, asesora legal de un grupo de
 derechos de los animales Ecópolis. 
Foto por Pablo Cerda S. / The Santiago Times
Como los perros callejeros fueron agregados a la lista de caza, Florencia Trujillo conversa con The Santiago Times sobre las medidas alternativas para combatir el problema de la población callejera.

Los activistas pro ­derechos animales ponen el grito en el cielo sobre la enmienda para una ley de caza que ahora autoriza a los portadores de licencia a cazar perros asilvestrados en áreas rurales. El cambio en la ley existe en parte para controlar la población de animales asilvestrados, que se piensan son alrededor de 3 millones en todo el país, con sobre 200.000 perros callejeros solamente en Santiago.

Según el Diario Uchile, más de 100 organizaciones firmaron una declaración pública contra la modificación a la ley de caza desarrollado por el Ministro de Agricultura la cual permitirá la caza de 21 especies.

Florencia Trujillo, consejera legal para la organización de derechos animales Ecópolis, habló con The Santiago Times sobre lo que ella planea hacer para detener la legislación que ella llama “injustificada”, y qué medidas alternativas pueden ser tomadas para garantizar la seguridad de ambos, perros y humanos, en Chile.

Fundada en 2006, la organización de derechos animales radicada en Valparaíso, promueve el tratamiento ético de animales y ha sido franca sobre su postura contra la nuevamente actualizada Ley de Caza chilena. 

¿Qué cambios se han hecho a las leyes en relación a los perros callejeros y la tenencia de mascotas?

Primero, hay una enmienda a la ley de caza, la cual es el Decreto Número 65­2012. Este crea una nueva legislación la cual el contralor está cerca de aprobar como constitucional para luego publicarla en el Diario Oficial. Por otro lado, hay un proyecto de ley presentado en el Congreso llamado “Proyecto de Ley sobre los daños causados por perros potencialmente peligrosos” también conocido como la “Ley de Tenencia de Mascotas”. Este proyecto de ley ha incluido muchas medidas que son un paso hacia atrás.
En enero de 2014, la Comisión de Salud y la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados introdujeron una enmienda creando el nuevo artículo 28 en el proyecto de ley que autoriza al Servicio Agrícola Ganadero (SAG) y a la Corporación Nacional Forestal (CONAF) a sacrificar perros salvajes en áreas rurales cuando matan otros animales. Como un ejemplo, si mi perro mata el pollo del vecino, mi vecino podría entonces tener la autoridad de denunciarme y el SAG podría sacrificar a mi perro.

Un par de semanas atrás fue denunciado que una niña de 7 años, Trinidad González, fue asesinada por un perro en Quillota. El animal era posesión de un vecino y no era declarado “salvaje”. ¿Cuál es su opinión sobre el caso? ¿A quién culparía por la muerte?

Desde un punto de vista legal, obviamente es imposible penalizar al perro, porque no mató a propósito.En mi opinión, a la sociedad chilena le falta educación sobre derechos y comportamiento animal.Tener una mascota significa más que tener responsabilidad de proveer agua, comida y casa. Es necesario crear un vínculo emocional con el animal. Es necesario entender la conducta animal también, y en este punto es importante enfatizar la ausencia de un estudio formal que apoye la posición del Ministro de Agricultura sobre
la ley de caza.
Sin embargo, de acuerdo a un estudio de la CONAF, muchos perros que atacan animales salvajes en el campo pertenecen a granjeros, no son perros asilvestrados. Sus dueños no los alimentan apropiadamente, así que cazan animales porque están hambrientos.
El trabajo de la comunidad para prevenir matanzas tanto en áreas rurales como en las ciudades es esencial.


¿Qué clase de medidas considera regresivas en esta ley?

Se esperaba que muchos ministros fueran parte en el bosquejo de esta ley en el comienzo, incluyendo al Ministro de Educación, pero después la situación cambió.
La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados consideró el problema como puramente un tema de Salud, así que la responsabilidad del proyecto recae solamente en el Ministro de Salud.
Al hacer eso, los legisladores no han observado de forma cercana este tema en particular. Es más, el Ministerio de Salud siempre ha propuesto la eutanasia como una solución al problema de la población de perros callejeros.


¿Cuáles son los requerimientos actuales para ambos, dueños de mascotas y el gobierno, en relación a la tenencia responsable?

El gobierno y el dueño comparten la responsabilidad. La administración del Presidente Sebastián Piñera mejoró los programas de seguridad estableciendo normas eficientes para regular ambos, tenencia y abuso de animales. Las modificaciones crearon una estrategia sólida porque las penalidades fueron incrementadas y también la policía local fue empoderada para remover animales de dueños que rompen las leyes de tenencia de mascotas.
El problema que se ha desarrollado es la sobrepoblación de callejeros. Los dueños deben tener una actitud responsable hacia sus animales, pero ellos no pueden resolver el problema de sobrepoblación. El gobierno debe promover y establecer políticas públicas para controlar la población.


¿Existen otras leyes de tenencia de mascotas similares en otros países?

Humane Society International (Sociedad Protectora de los Animales Internacional) estima que 3 o 4 millones de perros son sacrificados en los EE.UU. cada año. Este tipo de medidas eliminan a los perros de las calles y son efectivas, pero no tiene efecto sobre las actitudes de las personas porque las tasas de abandono de mascotas crecen también. Un estudio de 10 años, conducido en Charlotte ­North Carolina, midió los efectos de las políticas públicas basadas en eutanasia. Los resultados mostraron que la eutanasia creció, pero no hubo una reducción significativa en la tasa de natalidad. Las tasas de abandono crecieron así como el gasto público para resolver el problema. Mientras tanto,las tasas de adopción se mantuvieron iguales.

En oposición a las tácticas usadas en los EE.UU., la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud desarrollaron una estrategia llamada “Control Ético de Animales Urbanos”, la cual tiene un efecto positivo en ambos, humanos y vida animal. El objetivo principal en este programa es proveer esterilizaciones de mascotas sistemáticas y de alta calidad que cubran todo el espectro socio­económico.


¿Qué lugar en Latinoamérica podría servir como un ejemplo para Chile?


La comuna argentina Almirante Brown es un buen ejemplo para legislación de derechos animales en Latinoamérica. “Control Ético de Animales Urbanos” fue aplicado eliminando los caniles, que constaban de cámaras de gas para matar al perro, e implementando esterilizaciones diarias. Necesitaron 70.000 esterilizaciones por año para tener un impacto demográfico. Otras medidas incluyeron prohibir el uso de animales en circos y regulaciones para carretas tiradas por caballos.

Argentina se transformó en un líder latinoamericano para las políticas de control de natalidad de animales. Alentamos a las autoridades chilenas a seguir este tipo de ejemplo positivo y elegir opciones que respeten a los animales, la vida salvaje y el medioambiente.


Las organizaciones pro­derechos animales fueron exitosas previamente en detener la enmienda discutiendo que era ilegal. ¿Por qué está de vuelta en el Senado otra vez?


A pesar de los avances en los programas de seguridad mencionados antes, el Ministro de Agricultura insistió en establecer a los perros como animales peligrosos y a la eutanasia como una política pública para controlar la población animal urbana. Según la ley, un “animal peligroso” podría ser cazado en cualquier momento del año, en cualquier parte del país, en formas que están prohibidas para “animales no peligrosos” como hondas, trampas e incluso dispositivos para encandilar animales, entre otros. La ley permitiría la matanza de animales en sus guaridas.

La nueva regulación extiende el rango de animales oficialmente peligrosos de 17 a 21 especies. Las cuatro nuevas especies incluyen: ciervo rojo, zorro gris sudamericano, zorzales y perros asilvestrados.
La modificación autoriza a las municipalidades a matar animales ­en vez de invertir en programas de esterilización a largo plazo ­lo cual sabemos no es una solución al problema.


Por Pablo Cerda (pablo@santiagotimes.cl) Publicado el domingo, 16 de febrero de 2014.