viernes, 10 de junio de 2016

LA MUNICIPALIDAD DE VIÑA DEL MAR TIENE EL DEBER ÉTICO DE ASEGURAR UN BUEN DESTINO A TODOS LOS CABALLOS QUE SALGAN DE CIRCULACIÓN

La comunidad tiene una deuda moral consigo misma al haber permitido la explotación de decenas de caballos en condiciones de maltrato animal y/o cuidado negligente durante todos estos años, pese a las constantes denuncias públicas y dramáticos episodios protagonizados por los Coches Victoria.
La autoridad edilicia, al decidirse por la "eliminación programada" de los Coches Victoria, anunciando una serie de medidas de compensación y reinserción laboral, no debe desentenderse del destino final de los caballos, ni dejarlos a su suerte para que terminen sus días tirando carretas hasta romperse el lomo o rematados para el sacrificio en plantas faenadoras.

Por razones éticas, el municipio tiene el deber de asegurar el bienestar animal de los caballos que saldrán de circulación (y también de aquellos que eventualmente se mantengan para circuitos turísticos dentro de parques), adquiriendo su propiedad y entregándolos a cuidadores que aseguren un trato digno por el resto de sus días, bajo protocolos de seguimiento responsable.
En razón del punto anterior, como movimiento "Una Victoria Para Viña", ofrecemos al municipio un lugar de destino seguro para cada uno de los caballos que se adquieran en el marco de la eliminación progresiva de los Coches Victoria.
Con todo, valoramos el pronunciamiento de la alcaldía al inclinarse por la "eliminación programada" de los Coches Victoria en Viña del Mar, descartando así la continuidad de un negocio fuertemente cuestionado por su dinámica de abuso y super explotación de los caballos en cuestión.
Sin duda, los informes emitidos por diversas entidades y profesionales, incluyendo el informe veterinario aportado por Ecópolis, junto con el dictámen de la Contraloría Regional, las sucesivas querellas interpuestas por maltrato animal y la manifestación ciudadana en todas sus formas, han sido el resorte necesario para iniciar un proceso de cambio que gradualmente avanzará hacia la abolición de los Coches Victoria en la Ciudad Jardín.
Aspiramos a que esta medida se haga extensiva a toda tracción animal dentro de la comuna para su progresiva sustitución por sistemas de tracción mecánica. La tracción animal o tracción a sangre (TaS) es una forma de transporte utilizada no sólo en los Coches Victoria. Somos testigos de la explotación de los equinos (caballos, mulas burros) en otras actividades alejadas del centro de la ciudad, invisibles para la opinión pública, las cuales no son fiscalizadas debidamente, hablamos de los animales sobrecargados en ferias y quebradas. En estos casos, la conversión a tracción mecánica es altamente factible y ha sido exitósamente implementada en otros países.

DESAFÍOS PENDIENTES:
1° Asegurar la vida y bienestar de los caballos que figuran en el registro de Coches Victoria del municipio.
2° Insistir ante el Concejo Municipal con la propuesta de "sustitución" a través de la incorporación de coches eléctricos de apariencia antigua que permitan mantener un atractivo turístico y empleos con mejores condiciones de trabajo.
3° Generar modelos de sustitución aplicables a otras comunas de Chile.
Ecopolis Disciplinas Integradas
(organización integrante del movimiento ‪#‎UnaVictoriaParaViña‬)

Más información en nuestro blog de campaña: COCHES VICTORIA