viernes, 29 de julio de 2016

LEGISLACIÓN ANIMAL EN CHILE Los proyectos de ley que duermen en el Congreso


Como Ecópolis Disciplinas Integradas, cumpliremos, el 1° de septiembre de 2016, una década de existencia, tiempo en el que hemos desarrollado, junto a organizaciones afines, un intenso trabajo de defensa animal ante los Tribunales de Justicia, Ministerio Público, Congreso, Municipios, Ministerio de Salud y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), entre otros. Hemos sido testigos de avances y retrocesos en esta materia pero hay algo que, a todas luces, ha ido en aumento: la conciencia y empoderamiento ciudadano en torno a la protección animal. 

Somos parte de ese proceso y del movimiento ciudadano que reclama activamente derechos para los animales, un movimiento que -por demás- es diverso, de pensamiento no uniforme, con múltiples liderazgos y un tanto disperso. 

Parte de nuestra labor es informar, compartir, lo que a nuestro juicio permite dotar a las personas de argumentos sólidos en la defensa de los animales. En razón de ello, publicamos el presente resumen de nuestra visión sobre los temas más sensibles en materia de legislación animal al día de hoy, a la vez que hacemos un llamado a apoyar resueltamente los cambios que se requieren y a las organizaciones que, de modo informado y responsable, los impulsan. 


Algunos de los cambios que se precisan han sido parte del compromiso -o intención manifestada- de sucesivos gobiernos para avanzar en materias de protección animal (incluyendo la actual administración). Sin embargo, varias de las promesas que hicieren autoridades de elección popular sobre medidas de bienestar animal, ya sea a nivel comunal o a nivel país, se han desdibujado en el camino. El malestar existe y tiene fundamento.



Y, en materia legislativa, responsablemente, acusamos la falta de voluntad política por parte de las autoridades para:


PRIMERO: Aprobar y promulgar el Proyecto de Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía, Boletín 6499-11, el cual incorpora mejoras sustantivas en la política pública de control ético de poblaciones caninas/felinas, no fomenta los caniles municipales, promueve las esterilizaciones masivas, penaliza el abandono, prohíbe el sacrificio como método de control y establece nuevas y más eficaces formas de sancionar a los maltratadores de animales. Al efecto cabe recordar que la norma chilena que castiga el maltrato animal en nuestro Código Penal tiene casi tres décadas de existencia, con las limitaciones propias de una legislación desactualizada. 


Nada justifica que al día de hoy aún no tengamos una Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía. El Gobierno de la Presidenta Bachelet debe dar una explicación del por qué no ha cumplido con la tramitación que resta -indicaciones finales al texto del proyecto, que son resorte del Ejecutivo- para su pronta aprobación, promulgación y entrada en vigencia.


SEGUNDO: Ampliar el debate parlamentario en torno al Proyecto de Ley que regula los Zoológicos, Boletín 9882-01. Ninguna organización de protección animal ha sido recibida por el Senado para dar su opinión al respecto. Por ejemplo, como Ecópolis, infructuosamente, hemos solicitado formalmente, al menos en dos ocasiones, exponer en la comisión de agricultura para dar a conocer nuestra visión acerca de la problemática. Chile no cuenta con una ley que regule los zoológicos, hay muchos vacíos, falta de rigor en la fiscalización e innumerables muertes (por accidentes o enfermedades no tratadas) silenciadas o no declaradas. Claramente, se trata de instituciones decimonónicas, en las que prevalece el afán del coleccionista por sobre el derecho de los animales a comportarse como tales. Es deber de las comisiones de agricultura de la Cámara y del Senado recibir y escuchar lo que la sociedad civil tiene que decir respecto de los zoológicos en Chile.


TERCERO: Aprobar y promulgar el Proyecto de Ley que Aplica la Convención CITES en Chile, Boletín 6829-01 (sobre comercio de especies silvestres protegidas), que contempla sanciones especiales para el delito de tráfico de animales. Es grave que el Estado de Chile se encuentre ad portas de ser sancionado por la comunidad internacional al carecer, por más de cuatro décadas, de una ley de aplicación, sumado al hecho de que el 24 de septiembre de éste año se inaugura la Conferencia de las Partes de la convención CITES en Sudáfrica (CoP17, Johannesburgo). La discusión del proyecto de ley ya se verificó en las comisiones de agricultura, de la Cámara y del Senado; para concluirlo y aprobarlo (decorosamente, antes de la Conferencia CITES en Sudáfrica) sólo falta la voluntad política del Ejecutivo (darle suma urgencia).


CUARTO: Y, en relación al Proyecto de Ley para Declarar a las Jineteadas como Deporte Nacional, Boletín 10.021-29; es, del todo, cuestionable el proceso de discusión que se desarrolló en el seno de la Comisión de Deportes y Recreación (Cámara 2015), toda vez que los únicos invitados a dar su opinión fueron aquellos que teniendo interés actual en su aprobación, hicieron apología de dicha actividad, sin traer a colación antecedente alguno de carácter técnico, ni considerar la perspectiva de las organizaciones de protección animal de la zona. Al efecto, cabe tener presente las crudas imágenes de Jineteadas patagónicas transmitidas en televisión que, a juicio del veterinario jefe del Club Hípico de Chile, constituyen, sin lugar a dudas, actos de crueldad animal. El maltrato animal es delito, no es tradición. Rechazamos la aprobación, en primer trámite constitucional, de dicho proyecto.

QUINTO: En materia de legislación vigente: la actual Ley de Protección Animal (N°20.380, publicada en el Diario Oficial el 3 de Octubre de 2009) ha demostrado ser insuficiente como herramienta de defensa animal. No ha tenido el impacto deseado debido a una serie de concesiones que en el año 2009 se hicieron, principalmente, al mundo de la industria cárnica y federaciones de rodeo. No es aceptable que sea la propia Ley de Protección Animal la que se excuse de ser aplicada en "las actividades deportivas donde participen animales", de hecho, es una vergonzosa vulneración constitucional al principio de igualdad ante la ley. Esta Ley debe ser modificada.


NUEVAS INICIATIVAS PARLAMENTARIAS:

Por otra parte, se valoran las iniciativas parlamentarias (Proyectos de Ley) presentadas recientemente por la bancada de Parlamentarios por la Dignidad Animal (PARDA), de amplio espectro político, referidas a:


1) La prohibición de circos con animales,


2) la prohibición de la experimentación en animales para la industria cosmética y,


3) la creación de un nuevo marco normativo sobre maltrato animal.


Estos Proyectos de Ley, presentados por PARDA, incorporan el conocimiento científico generado en los últimos años en estas materias y lo hacen desde una postura que considera moralmente a los animales como sujetos dignos de protección por parte del sistema de Justicia y las instituciones del Estado.




Florencia Trujillo A.
Ecopolis Disciplinas Integradas